ENTRENAMIENTO POR INTERVALOS

- en Entrenamiento

Para que puedas mejorar gradualmente tus tiempos debes iniciar un trabajo de entrenamiento por intervalos donde puedas potencializar tu resistencia.

Por ejemplo, mide tu tiempo en los 5.000 metros planos, después determina el tiempo que tardas en correr esos 5.000 metros planos, luego divídelo entre 3 y réstale 30 segundos. A partir de ahí el resultado será tu ritmo interválico ideal.

Así que si corres los 5.000 metros planos en 21 minutos, por ejemplo, el ritmo interválico que estarás realizando será de 6:30 por cada kilómetro y medio. Corre a ese ritmo 3 minutos, posteriormente corre a un ritmo suave de 2 o 3 minutos y sigue la secuencia entre 3 o 4 intervalos más.

¿Por qué funciona?

Sencillo, los intervalos de alta intensidad aumentan tu capacidad de enviar sangre a tu corazón y de que puedas oxigenar mejor tus músculos que haces trabajar a la hora de correr. Repítelo de una a veces por semana, y verás como vas bajando tus tiempos.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*