¡VAYA DETERMINACIÓN! SOPHIE POWER CORRIÓ 171K EN EL UTMB 2018 Y DIO PECHO A SU HIJO

- en Noticias

La ultramaratonista británica Sophie Power de 36 años de edad, corrió los 171 kilómetros del emblemático Ultra Trail du Mont Blanc 2018, mientras durante el recorrido programó el amamantar a su hijo Cormac.

Sophie Power, superó el UTMB en 43 horas, 33 minutos y 09 segundos, ocupando el lugar 99 de su categoría, siendo que llegó 20 horas después de que la italiana Francesca Canepa, ganara en Chamonix.

Sophie, desde el 2014 se quedó sin tomar la salida en Chamonix, por lo que con su número asegurado tras acumular punto durante dos años, se avanzado estado de gestación (seis meses) le impidió correr, por lo que no le pudieron reserva su plaza para el 2015.

Pasado casi dos años en el 2017, Power queda de nuevo embarazada con la suma de los puntos conseguidos en el 2016, participando en Trans Gran Canaria 125 kilómetros, South Downs Way 160 kilómetros y Spartathlon con 256 kilómetros.

Para mayo 2018 Sophie dió a luz a su segundo hijo Cormac, a tan solo tres meses del Ultra Trail du Mont Blanc 2018. Las recomendaciones del médico para Sophie es que no hiciera mucho ejercicio, por lo que no dejo de entrenar, corría y caminaba en la banda con desniveles que simulaban estar corriendo o caminando en la montaña.

Contando con el respaldo de su esposo, partieron rumbo a Chamonix en trás 16 horas de carrera, Sophie Power en el abastecimiento de Courmayeur decidió darle pecho a su hijo mientras se sacaba leche para una toma posterior. Obviamente por ser un recién nacido de tres meses los bebes normalmente comen cada tres horas, por lo que Sophie estaba preocupada por seguir su rutina habitual.

Sophie Power se hizo viral por la foto dándole pecho y al mismo tiempo sacándose leche, explicando que ella no esperaba en ningún momento que se hiciera público, sino que estaba haciendo lo que le apasiona que es correr, haciendo el mejor rol de mamá para su hijo.

Lo mas importante fue que en cada abastecimiento contó con el apoyo de su marido para seguir extrayéndose la leche para su bebe, al termino de la carrera Sophie tuvo una larga noche por que Cormac, le pedía comer cada dos horas. Un gran ejemplo que demuestra que el ser mamá puede desarrollarse en cualquier plano, contexto, situación o ambiente al realizar cualquier otra actividad, sin ninguna clase de prejuicio.

Sophie Power ingreso a Chamonix a la meta junto con sus dos hijos el mayor de 3 años Donnacha junto a Cormac de 3 meses, impresionante demostración de determinación y pasión como deportistas y responsabilidad y atención como madre.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*