CUIDADO CON LAS AMPOLLAS

- en Tips y consejos

Las ampollas o rozaduras, suelen ser unos de los problemas mas recurrentes para los corredores. Las molestias pueden ser diversas y demasiado incomodas y pueden llegar a hacer dolorosas y pueden aparecer tanto en entrenamiento o competencias y debe uno de estar preparado mentalmente para saber como superar esos dolores y atenderlas a tiempo.

La mayoría de las ampollas o rozaduras suelen desarrollarse por las siguientes causas:

  • Sudor, que reblandece en la piel y la hace frágil y quebradiza.
  • Cambio de tenis, a que los pies deben acostumbrarse.
  • Lluvia, roce de la piel húmeda contra el calzado.

Cura una ampolla o rosadura

  • Una rozadura es una herida, que puede ser atendida con agua y jabón, aplica un antiséptico. Si debes volver a colocarte el calzado deberás cubrirlo por un momento o si es una pequeña rozadura y no te implica avanzar tanto kilómetros mejor dejarla al aire libre.
  • Una ampolla pequeña con líquido debes protegerla con un venda o gasa estéril, que debes cambiar cada día. Si te bañas, limpiala con agua y jabón y sécala con toques suaves para no romperla.
  • Una ampolla grande con líquido, debes sacarle el liquido con una aguja estéril. Si se rompe sola, curala como una simple herida, lava con agua y jabón y desinfecta. Cúbrela con una gasa o una venda si necesitas ponerte de nuevo los tenis para correr.
  • Otra opción es colocar el pie con la ampolla en agua tibia con sal por 10 minutos. Conseguirás secarla y vaciarla sin riesgo de infección.

Además existen diversos remedios para tratar las ampollas  o rozaduras como:

  • El aloe vera, es un antiinflamatorio natural y cicatrizante que puedes usarlo sobre una ampolla o rozadura.
  • Ajo o vinagre de manzana, son antibacterianos naturales, aplicados sobre la ampolla o rozadura y evitarás una infección y acelerarás su curación.

Sigue estos pequeños consejos sobre las ampollas o rozaduras y evitarás tener problemas a la hora de correr. Lo que si es inevitable es que en algún momento aparezca, pero estas a tiempo de que las atiendas para evitar posibles molestias a la hora de tus entrenamientos o competencias.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*