HISTORIA DE UN IRONMAN: EDUARDO SALAS

- en Noticias

El triatleta de largas distancias originario de Xalapa, Veracruz, Eduardo Salas Flores, compitió este pasado fin de semana en Kona, Hawaii en el Campeonato Mundial IRONMAN 2016, donde se demostró que en ocasiones el podio no lo es todo, sino las ganas de romper barreras y llevar el alma del ser humano al límite por lograr una meta más importante, vencerse así mismo.

Salas, narra desde su facebook la experiencia vivida en Kona, aquí sus palabras textuales, que causan gran emoción:

“Hola a todos muchísimas gracias a todos por estar al pendiente de mi carrera aquí en Kona. Les comento que sucedió el día de ayer. Salí a buscar tratar de ganar en mi age group. La prueba de natación logre pasarla muy bien haciendo mi mejor registro en un ironman con 56:16, para la etapa de ciclismo el ritmo al que se estaba rodando era muy fuerte tome la decisión de arriesgarme y mantenerme rodando a ese nivel. En el km 60 comenzó a soplar demasiado aire así que tuve que aplicar más fuerza para no quedarme atrás. Al llegar al punto de retorno (hawi) claramente pude ver qué me estaba manteniendo cerca de los punteros generales en age group. Decidí mantenerme rodando al mismo nivel. Para el km 120 tuve una crisis de la que no me pude recuperar. Me paré baje el asiento de mi bici para ir más cómodo. Esos últimos 60 kms de la prueba fueron eternos para mi. Solo quería llegar a la t2 y no saber nada de la prueba. Deje mi bici y camine hasta él área de vestidores tome 8 min para tomar la decisión si salir o no a correr la etapa de maratón. Como correrlo sin tener una gota de energía. Decidí salir a terminar mi prueba. Al principio camine los primeros 2 kms encontré a Ericka y Mariana. No sabía si llorar o sentarme a descansar. Hablé por teléfono a México con mi familia de allá al final entre todos me animaron a terminar la prueba fuera en el lugar que fuera. Y así fue salí a buscar la maratón pase de ser competidor a participante en la prueba. Muy agradecido con el equipo cannibal por el apoyo que tuvieron hacia mí cuando tuve una crisis más en la maratón que esta vez hasta lagrimas me hizo derramar. Me voy con una medalla que ocupará un lugar muy especial en la vitrina de mi trofeos. Probablemente yo venía buscando un podium a qui en la gran isla. Pero me llevo la medalla que más he sufrido para conseguir en toda mi carrera deportiva. Al final cruce la meta y lo logre. Mahalo.”

¡Te felicitamos Eduardo Salas, por la excelente demostración que nos das a toda la comunidad deportiva por ser ejemplo de vida deportiva y superación, que no existen límites más que en la mente, que el cuerpo pide más cuando la mente se domina, que nada te detiene ante nada ni nadie para conseguir la anhelada meta, por eso y más muchas felicidades ERES UN IRONMAN!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*