CALCULA LOS CARBOHIDRATOS NECESARIOS PREVIOS AL MARATÓN

- en Nutrición

El correr un maratón siempre expondrá al cuerpo humano a consumir gran parte de su energía, para lo cual requieres saber el valor exacto de lo que requieres consumir para tener la aportación de energía necesaria para correr un maratón en estado óptimo.

Benjamín Rapoport, investigador de la Universidad de Harvard, ha estudiado cómo el cuerpo utiliza la energía durante el ejercicio físico de larga duración. Y ha obtenido una fórmula matemática que ayuda a no desfallecer durante un maratón, publicada en el último número de la revista Kilómetros de un maratón saben que existe un fenómeno parecido al del ciclismo que se denomina “pared”. Afecta prácticamente a la mitad de los corredores, y suele aparecer poco después del kilómetro treinta, cuando los músculos se han quedado sin glucógeno.

Benjamín Rapoport, investigador de la Universidad de Harvard, ha estudiado cómo el cuerpo utiliza la energía durante el ejercicio físico de larga duración. Y ha obtenido una fórmula matemática que ayuda a no desfallecer durante una maratón, publicada en el último número de la revista PLoS Computational Biology.

Durante un ejercicio extenuante como correr, el cuerpo humano consume la mayor parte de la energía que necesita en forma de carbohidratos, en lugar de echar mano de las reservas de grasa. Fundamentalmente se consume el glucógeno almacenado en el hígado y en los músculos de las piernas, y sólo una pequeña parte de los hidratos consumidos proceden de la glucosa que circula por la sangre. Cuando el azúcar disponible se agota, el cuerpo entra en una especie de agonía, y se ve forzado a quemar grasas. Al quemar grasas en ausencia de hidratos de carbono se liberan unos subproductos, las cetonas, que causan fatiga.

Para evitarlo, Rapoport ha creado un modelo matemático que estima cuánto tiempo y cómo de rápidos pueden ir los corredores para “aguantar hasta el final”. Utiliza dos parámetros: la capacidad aeróbica (VO2 max), que mide cuándo oxígeno puede transportar el cuerpo a los músculos durante el ejercicio aeróbico -el oxígeno se necesita para “romper” la glucosa-; y la capacidad de almacenamiento de hidratos de carbono (glucógeno) en los músculos de las piernas. El modelo ayuda a los atletas a calcular cuántos carbohidratos deben consumir en los días previos a la carrera para que las reservas les duren 42 kilómetros. Y está a disposición de cualquier corredor a través de esta calculadora on-line:http://endurancecalculator.com/

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*